martes, 30 de diciembre de 2014

Soporte para pequeño yunque

 Primero y más importante decir que lo mejor para sujetar un yunque es un tronco de madera (ver nuestro yunque Perun), con un diámetro igual o superior a la longitud del yunque y este tronco enterrado en el suelo sobre una base de arena. Pero como en muchas ocasiones no nos es posible o queremos un yunque portátil se puede hacer con tablones de madera y herramientas manuales.

Las personas que vienen a nuestros cursos siempre se preocupan por el coste del material y cómo se pueden montar una fragua en casa, nosotros les damos muchos consejos, pero como en alguna ocasión nos han preguntado por los soportes aquí va una explicación.

CONTINUA




Este tipo de soporte no es algo inventado por nosotros, los usa mucha gente e incluso se comercializan soportes similares. Si queréis gastaros dinero http://www.angele-shop.com/

Nuestro consejo es no usar herramientas eléctricas, consumen energía, hacen ruido y con las manuales haces ejercicio que nunca viene mal.

Hace poco un amigo me regaló un viejo yunque de 20 kg y aprovechando que le hacía un soporte me fotografié y aproveché para hacer un tutorial, ya he dicho en otras ocasiones que no es algo que me guste, pero ahí va.

Los tablones de 25 centímetros de anchura por 5 o 6 de grosor son fáciles de conseguir y baratos, una caja de tornillos de 10 cm y 6 mm de diámetro se encuentra en cualquier ferretería.

Serrando a la luz de la ventana.


Primero cortamos los tablones a la medida exacta, hay que pensar en la altura del yunque, lo más común es a la altura del puño estando de pie junto al yunque, mucha gente prefiere más alto y en nuestro caso nos gustan más bajos. Cuanto más alto el yunque más base necesitaremos para que no se tambalee.

Una vez cortados los tablones a la medida los juntamos en forma de sandwich y nos daremos cuenta de que nuestros tablones no son tan planos como parecían, en tal caso a pasar el cepillo para que coincidan bien.

Cepillando la madera.





En este caso el yunque no tiene una base plana por lo que hay que hacer un agujero exacto para introducirlo, en los de base plana también se debe hacer un rebaje en la madera para sujetarlo bien.

Atornillamos las piezas de la base, alternamos el esquema de los tornillos para que no coincidan ya que los tornillos pasaran de lado a lado 2 tablones. Muy importante que la base coincida para que no se quede cojo y se mueva.

Utilizando un compás para transportar medidas.



En la parte superior pongo una pequeña base horizontal donde se va a apoyar el yunque, medimos dos veces, dibujamos y volvemos a medir, con un compás es fácil pasar las medidas al dibujo. Con el formón hacemos el agujero sin problema.

Rebajando con el formón

No pasarse, es mejor ir probando a que el yunque se quede bailando, hay que ir probando poco a poco.

Comprobando el yunque

La parte superior está atornillada poniendo un poco de cuero en medio para amortiguar y que se acomode bien.

En los laterales se pueden colocar unas estacas para sujetar martillos o clavar unos aros para sujetar tenazas.

El yunque estaba muy maltratado pero es de buena calidad, una vez restaurado ganó mucho. La única pega es su infernal sonido, un Fa sostenido muy agudo que sonaba como una campana. Al final le puse una pletina para que hiciese de sordina, otra solución para el sonido es enrollar una cadena pero en un yunque tan pequeño resultaba molesta.

El soporte terminado y con su sordina en el cuerno
Este es otro pequeño yunque fabricado con un trozo de vía férrea, el soporte combina diferentes medidas de tablones para poder colocar herramientas.

Yunque de raíl (Rail road anvil)

Aquí otro de 30 kg, es de base plana y está encajado a presión en la madera. Lleva pirograbada nuestra marca, el sol de VP.

Yunque de 40 kg con martillo alemán.

Por último uno que usamos en recreaciones, como los usados en la antiguedad es de escasa superficie y descansa sobre un tronco con tres patas. Solo se puede usar sobre tierra ya que en un suelo duro baila bastante. No lleva ningún tornillo.

Pequeño yunque para recreaciones con martillo antiguo.

Esperamos que os sirva de ayuda y que os dé ideas para que podáis disfrutar de la forja igual que nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario