martes, 3 de septiembre de 2013

Molde simple de hacha plana

Este verano nos hemos dedicado a experimentar con moldes de arenisca y fundición de bronce.

Nuestros objetivos son: aprender la técnica de talla en arenisca con herramientas del bronce antiguo, fundir en crisoles en horno de hoyo, fundir herramientas de bronce y comprobar su uso.



Afortunadamente en otros países europeos desde hace décadas se ha experimentado en estos procesos y en internet hay algo de información de estos experimentadores y su bibliografía. Os recomendamos buscar información sobre Anders Soderberg, Sweden.

El molde

Molde simple

 


Como escultor no me es difícil trabajar con piedra y en volumen, pero la utilización de herramientas arcaicas era todo un reto y necesario, hemos usado herramientas líticas y cinceles metálicos.

La arenisca fue recogida en nuestra zona, como debió hacerse en el pasado. Es un material fácil de trabajar y asequible, tenemos arenisca a menos de 30 km de nuestra casa.

El horno y el crisol


Hoyo en el suelo con espacio para la tobera

Probamos con hornos en el suelo y con un solo fuelle. probamos diferentes crisoles y tuvimos algunos fracasos al principio, por usar un crisol demasiado grande. Tenemos pendiente hacer crisoles más cercanos a los aparecidos en yacimientos arqueológicos de nuestra zona (Valle medio del Ebro).

Fuelle circular


El hacha

Hacha plana terminada y pulida con arenisca

 

120 mm de largo, anchura mínima de 27 mm., anchura máxima 50 mm. y grosor máximo 17 mm.

Las medidas de este hacha se corresponden con la media de las hachas pertenecientes al Calcolítico y Bronce Antiguo del Valle del Ebro.

El tipo es de hacha plana, es un tipo que aparece en el Calcolítico y poco a poco se va desarrollando a lo largo de toda la Edad del Bronce. Nuestra idea es hacer los diferentes tipo y su evolución: Hachas planas, hachas de filo ensanchado, hachas de rebordes, hachas de talón, etc.

El metal empleado


No hemos usado cobre puro ni bronce, sino una aleación de cobre y Zinc (Latón) sabemos que quizás no sea lo más correcto a la hora de experimentar en su uso, pero nos ha parecido más adecuado por varias razones: primero nos resulta más fácil en el proceso de fundición en estos primeros pasos que estamos dando y segundo evitamos cualquier tipo de contaminación arqueológica, nos preocupa mucho donde pueden acabar todos estos artefactos que hacemos.

Bibliografía

RODRÍGUEZ DE LA ESPERANZA M. J. (2005) Metales y Metalúrgicos en el Valle del Ebro

RODRÍGUEZ DE LA ESPERANZA M. J (1996) Metalurgia en la edad del bronce: El sur de la cuenca media del Ebro.

FRAILE VICENTE A. (2008) Moldes de Fundición de las edades del hierro en la submeseta norte Española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario